sábado, 20 de mayo de 2017

Práctica 9. ¿Cómo enseñar literatura en 2030?



Hola mi querida internauta,

Como ves, me he modernizado, hace años me comunicaba contigo a través de un diario en papel, pero con las nuevas tecnologías, es mucho más sencillo escribir por medio de una pantalla. ¿Recuerdas cuando leía en libros de lectura de papel o estudiaba con el subrayador y con los apuntes de papel? Pues sí, fíjate cómo pasa el tiempo ¡eh! 

Diez años después, sí, lo sé, no me lo digas, ya estamos a abril de 2030, y vivimos en un mundo tecnológico de retos. Se ha producido una transformación digital muy dinámica. Fíjate que hasta yo me he innovado. Las TIC y yo nunca nos habíamos llevado bien, pero ahora es diferente. Cuando era joven, iba al colegio llena de libros en la mochila, pesaba más que yo, vale, ya sé que yo era bajita y pequeñita, pero te aseguro que los libros eran muy pesados. Además de los libros, también llevaba mi estuche con bolígrafos y subrayadores, y no es que sea exquisita, pero me gustaba tener mis apuntes ordenados y coloridos. 

¿Te acuerdas hace 10 años cuando estaba haciendo el máster para ser profesora de Secundaria y me quejaba de que no sabía usar las TIC? He de decir que me enseñaron muchas cosas para mi futuro como docente, por ejemplo, utilizar todo tipo de herramientas para enseñar a mis alumnos de forma digital, ¿te suena Slideshare, Prezi o Webquest? Seguro que sí… Pues bien, era algo nuevo para mí, ya que yo siempre he sido muy tradicional. A mí del papel y bolígrafo nadie me sacaba… Pero fíjate ahora, el mundo cambia y las personas también. Pienso que he cambiado, que las tecnologías me han cambiado, me han hecho ver la vida de otra forma, llamémoslo “de forma digitalizada”. Todo esto te suena a chino ¿verdad? 

Ahora como docente, he dejado el papel y los estudiantes utilizan las tabletas electrónicas y las pizarras electrónicas. Míralo por el lado bueno, los jóvenes no llevan tanto peso en la mochila por la cantidad de libros, ya que los libros pueden verlos a través de sus tabletas. Y la pizarra digital ¡Madre mía, qué gran invento! Así no me mancho las manos ni la ropa con la tiza. ¡Es algo increíble! Seguro que te estas preguntando que los jóvenes no aprenderán a escribir, que si con tanta pda por aquí y con tanto ordenador por allá, blablablá, pero recuerda que esta todo pensado. Ahora los jóvenes, como ya sabes, utilizan sus pdas en lugar de cuadernos, pero utilizan lápices táctiles para que aprendan a escribir de verdad y no mediante teclas, como estoy haciendo ahora mismo. 

Esto de las nuevas tecnologías es un gran invento ¿sabes? Incuso, uso gafas de realidad virtual para que mis estudiantes puedan ver en primera persona muchos de los acontecimientos literarios que les tengo que explicar. ¡Es genial! Con estas gafas puedo ver desde la perspectiva de un escritor, por ejemplo, se puede contemplar la vida de Gustavo Adolfo Bécquer, es decir, se observa su vida cotidiana en su época y la manera de escribir sus poemas. Mis alumnos no entienden cómo este hombre podía vivir sin conocer las nuevas tecnologías y cómo podía escribir sus poemas en pluma y papel. ¡Qué locura! 

Aquí me despido, que necesito dormir. Mañana continuaré indagando con la tecnología en clase, pero te adelanto que mis alumnos se sorprenderán. ¿Quieres saber por qué? Pues bien, les enseñaré a resumir sus temas de lengua en tres dimensiones. ¿Cómo no se ha descubierto antes esto de las tecnologías? La educación es mucho más sencilla y atrayente para los estudiantes. Incluso, es atrayente para mí, y mira que yo era una negada para estas cosas. Tú ya me entiendes querida…


Mañana más y mejor. Hasta mañana mi fiel internauta.  

viernes, 19 de mayo de 2017

Práctica 10. Reseña de Días de Reyes Magos en redes sociales de lectura


En esta entrada se mostrarán dos redes sociales de lectura donde he publicado mi reseña del libro Días de Reyes Magos del esccritor Emilio Pascual, elaborada hace unos meses para la asignatura Formación del Lector Literario en el Máster de Profesorado en Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.


El libro trata de un adolescente llamado Ulises que odia ir al colegio y leer, pero un día, conoce a un hombre invidente que le transmite su interés por la lectura. De esta forma, Ulises madurará e indagará determinadas circunstancias relacionadas con la literatura. 


Dicha reseña se ha publicado en diferentes redes sociales de lectura, con el fin de que podáis elegir la página más preferente para vosotros. Los enlaces son los siguientes:





Personalmente, puedo asegurar que os sorprenderá. 


¡Os lo recomiendo!




 

martes, 16 de mayo de 2017

Práctica 9. La educación en el 2030.



Querido diario:

Hoy, 23 de mayo del 2030, a las 23:35 de la noche, aquí estoy, preparada para contarte una nueva aventura. Aunque mi forma de relatar un diario ha cambiado desde hace unos años a ahora, pues en mi adolescencia escribía con mi puño y letra, con un bolígrafo y un papel, utensilios olvidados ahora en nuestros días, y ahora utilizo el vídeo, me gusta contar mi día a día y de esta forma poder ver cómo pasan los años y cómo evoluciona el mundo desde mis recuerdos de cuando era joven, de esta manera nunca los olvido.

Esta noche estoy algo melancólica puesto que he abierto mi caja de recuerdos, que con tanto cariño guardo, y he encontrado alguna de las cosas que ya no se conocen en nuestros días como fotos en papel guardadas en álbumes de cartón que yo misma elaboré, cartas que mi mejor amiga me enviaba mientras estuve estudiando en Dublín, postales que compré en cada país que visité, un libro de recetas que mi abuela elaboró para mi madre y que esta me regaló cuando me independicé… Ahora todas estas cosas ya no son necesarias, pues han sido sustituidas por las nuevas tecnologías.

Hoy he grabado otra clase para 1º de Bachillerato, en este caso, me ha tocado explicar La celestina de Fernando de Rojas y esta tarde he terminado de corregir los cuestionarios online sobre las subordinadas sustantivas. La verdad es que las notas han sido bastante positivas, igual no está tan mal esto de impartir las clases de forma virtual pero es que todavía no me acostumbro a la forma de impartir las clases… Nada más aprobar mi oposición y mi plaza, es decir tras conseguir mi sueño, ¡chas! Cambia la metodología educativa y convierten las clases presenciales en clases virtuales.

La verdad es que la comodidad es absoluta, puedo grabar mi clase a cualquier hora de la mañana para que a medio día esté subida a la red y tengo mucho más tiempo para disfrutar de mi vida. De esta forma el profesor nunca es interrumpido por un alumno porque alguien esté hablando con el compañero, llegue tarde a clase o se levante a tirar un papel. La clase se graba entera y después cada alumno es el encargado de visualizarlo y tomar nota de los aspectos más importantes. Esto hace que los alumnos estudien de forma más autónoma y presten atención a aquello que les cuento pues no tienen libros de texto que les puedan guiar.

En cuanto a la aplicación de esta metodología en los alumnos he de decir que, sorprendentemente, también ha sido positiva. No tienen la obligación de seguir un horario fijo pues no tienen que asistir a una clase regularmente tan solo estar atentos a las notificaciones de cuando se publican los vídeos y visualizarlos tomando nota de la información. Además, se ha demostrado un aumento en la motivación de estos pues las clases se imparten de forma más dinámica e interactiva. En cada unidad que se imparte, los alumnos deben preparar una parte de esta, por grupos, y subir un vídeo explicándola al igual que hace el docente, por lo tanto, ejercen la función de investigación en Internet para documentarse y de uso del Internet y gestores de vídeo para la publicación de sus vídeos. También se crean juegos en los cuales la profesora se encarga de organizarlos y estos tienen que ir desarrollándolos hasta llegar al final donde se encuentra la solución a algún ejercicio y además, estos asumen distintos roles dentro de dicho juego.

Como no tienen libros de texto, por cada unidad la profesora prepara una Webquest donde se organizan las tareas y las materias y de esta manera los alumnos organizan su temario.

En la materia que he impartido hoy he introducido otros elementos para que la clase no resulte tan aburrida, como escenas de la adaptación cinematográfica de la obra que se ha tratado, música medieval de fondo para que resulte más entretenido e incluso he dramatizado alguna escena de la obra, ¡Un poco de humor! ¿Por qué no? Sinceramente, nunca me había imaginado impartiendo las clases de esta forma pues recuerdo que cuando realicé el Máster de Educación nos enseñaron que las tecnologías estaban avanzando y que debíamos de insertarlas siempre en el aula, pues en nuestra infancia no se habían consolidado todavía y no estábamos acostumbrados, pero nunca imaginé que llegásemos a este punto. Pero para eso está el progreso y la evolución, para mejorar las cosas y así ha sido en el ámbito de la educación. Aunque ha sido un cambio veloz, los docentes nos hemos acostumbrado rápido y el resultado en los alumnos está siendo totalmente positivo.

Por hoy es todo, son las doce de la noche y mañana me toca grabar dos clases…¡A ver qué tal salgo!

¡Buenas noches querido diario virtual!

Carla Moltó Tortosa




lunes, 15 de mayo de 2017

Práctica 10. "Caperucita en Manhattan"

¡Hola a todos!

A continuación os dejo las páginas donde he subido mi reseña sobre la obra Caperucita en Manhattan de Carmen Martín Gaite. Se trata de una historia contada por una niña llena de aventuras y fantasías. Cuando la leí en la asignatura Formación del Lector Literario me encantó y por ello escribí una reseña sobre esta.

¡Os animo a todos a que leáis la obra y como no, después leáis la reseña que he escrito!



La reseña ha sido subida a:

- La página Entrelectores, pincha aquí
- La página Goodreads, pincha aquí

lunes, 8 de mayo de 2017

Práctica 7. Observación de una sesión de Lengua en la ESO

Durante mi periodo de prácticas, he observado las clases de Lengua y Literatura castellana de los cursos de 2° de Bachillerato de Ciencias y Humanidades, de 3° de la ESO del Programa Plurilingüe d'Ensenyament en Valencià (PPEV) y de 3° de la ESO del Programa de Mejora de Aprendizaje y Rendimiento (PMAR), grupo que he seleccionado para realizar una narrativa en relación al desarrollo de la “competencia en comunicación lingüística”.
En la primera sesión de Lengua a la que asistí, la tarea que los alumnos tenían que llevar a cabo era hacer una cartulina con la explicación teórica del complemento directo e indirecto, y luego hacer ejercicios online de análisis sintáctico. El objetivo de la tarea era repasar el uso de estos dos complementos, haciendo un resumen de la teoría del libro de texto y consolidarla a través del análisis de frases. Utilizar el ordenador, en lugar de la libreta y del bolígrafo, para hacer el tradicional ejercicio de análisis de oraciones, no se puede considerar un uso innovador de las TIC. El método que utilizaba el profesor, para que los alumnos pudiesen aprender a analizar las frases, era la repetición sistemática de los conceptos explicados y el análisis del mayor número de oraciones en el aula y como tarea para casa. Esta tarea no despertó el interés de los alumnos y algunos de ellos comentaron que consideraban la actividad muy aburrida y otros ni participaron en la realización del trabajo.
Comprendo que no es fácil estimular y despertar la curiosidad de los alumnos, pero pienso que esta actividad se hubiera podido mejorar, haciendo una puesta en común de lo que los alumnos se acordaban del complemento directo e indirecto. Seguidamente, en lugar de hacer un esquema-resumen de los contenidos teóricos del libro de texto, recomendaría a los alumnos que realizasen un mapa conceptual de pensamiento visual como el que propongo a continuación. 

Además, sería interesante trabajar los elementos de sintaxis y morfología, analizando las producciones escritas de los alumnos con el objetivo de mejorar también la expresión escrita.
En conclusión, el problema principal que he destacado, observando dicha clase, estaba en la metodología del docente: él intentaba insertar elementos innovadores, pero no cambiaba los objetivos de sus sesiones, según las necesidades de este tipo de alumnado. Pienso que el reto de los docentes es proponer proyectos con una finalidad precisa, empírica y detallada para que los alumnos desarrollen las competencias básicas de lectura, escritura y oralidad en las que se notan la mayores dificultades.
Un Programa de Mejora del Aprendizaje, como los grupos PMAR, es muy útil si el profesorado crea una metodología de trabajo específica para los alumnos con dificultades de aprendizaje, con el fin de mejorar su rendimiento a través de proyectos y actividades dinámicas que consoliden la motivación, necesaria para progresar en las competencias básicas.

sábado, 6 de mayo de 2017

Práctica 7. Narrativas en relación al desarrollo de aspectos de la Competencia en Comunicación Lingüística y la Competencia Cultural y Artística (Competencia lecto-literaria)



Lectura en el aula como estrategia de fomento de la lectura

Durante mi periodo de prácticas en el IES 8 de marzo desarrollé una unidad didáctica en el curso de 1º de la ESO. No obstante, mis sesiones compartían espacio con una sesión semanal de lectura en el aula que en consenso con mi tutora decidí respetar y en la que quise involucrarme puesto que observé que las respuestas de los alumnos eran muy positivas.

La tarea en cuestión consistía en la lectura a lo largo de todo el trimestre de la novela El reino de las tres lunas, de Fernando J. López. Dicha sesión de lectura era la que se situaba en mitad de la semana, los alumnos se colocaban en semicírculo y, además, aprovechando que mi tutora es también profesora de teatro, llevábamos a cabo una lectura dramatizada de la novela a la que los alumnos respondían de forma muy positiva y entraban ya a esa sesión, en la que sabían que tocaba lectura, con ganas de seguir por donde la novela había quedado en la clase anterior. 

De acuerdo con esto, los objetivos de la tarea abarcaban cuestiones de diversa índole puesto que aprovechábamos la lectura para hacer ejercicios orales de resumen y síntesis ya que antes de comenzar la lectura pedíamos a los alumnos que recordasen por dónde nos habíamos quedado y en qué punto se encontraba la historia. De este modo les obligábamos, sin que ellos fueran del todo conscientes, a expresarse de forma oral en el aula, a ejercitar la memoria y a elaborar resúmenes. Además, cuando finalizaba la lectura comentábamos de manera oral qué pensaban los alumnos que iba a ocurrir en la siguiente lectura, si el nuevo personaje que había aparecido era bueno o malo, si creían que las cosas que estaban pasando finalmente iban a ser lo que parecían o la historia podía dar un giro y cambiar su rumbo… En resumen, el objetivo de esta dinámica era fomentar la lectura a la par que desarrollar tres de las cuatro destrezas: comprensión oral, comprensión lectora y expresión oral. 

Por otra parte, en cuanto a los contenidos, teniendo en cuenta que la acción de la novela se desarrollaba en el siglo XV en un reino fantástico, durante la lectura aparecían términos relacionados con la realidad sociocultural de la época (épica, juglar, edicto, consejero, posada, poema, laúd…) y que, en la mayoría de las ocasiones los alumnos desconocían. De este modo, explicábamos lo que el término significaba y lo contextualizábamos en la época en la que estaba transcurriendo la historia que leían. Así pues, configurábamos una visión general de la Edad Media que ampliase los conocimientos de nuestros alumnos.  

En cuanto a la manera de llevar a cabo la actividad, como he comentado más arriba, mi tutora pedía a los alumnos que colocasen las mesas a modo de seminario en semicírculo para llevar a cabo la lectura conjunta y de manera dramatizada. Ante esta forma de leer la novela, los alumnos respondían de manera positiva y colaborativa y, al exagerar, en cierto modo, la lectura, se hacía hincapié en la entonación y los signos de puntuación (pausas, exclamaciones, interrogaciones…) y esto permitía que los alumnos constatasen ellos mismos la función de estos en un texto. 

Por último, es interesante comentar también que tras la lectura de la novela su autor, Fernando J. López, iba a acudir al instituto para hablar con los alumnos de la misma, y eso también era un punto a favor a la hora de motivar a los chicos en la lectura, además de completar y culminar dicha dinámica de lectura de la mejor de las maneras: con la oportunidad de preguntar sus dudas al escritor. Además de estas cuestiones, he de concluir esta descripción sobre la manera en qué se llevaba a cabo con otra de las cosas que me gustaron de esta dinámica de lectura y es que el IES 8 de marzo acoge a alumnos de muy diversas características pero predomina un tipo de alumnado cuyo nivel socioeconómico es medio-bajo, de hecho en esta aula, uno de los alumnos se encontraba en una casa de acogida, por lo que los recursos del alumnado no son muy elevados. Por ello, el centro tenía un contrato con la editorial y el departamento disponía de los libros de lectura suficientes para que aquellos alumnos que no pudieran comprarlo dispusieran de un libro para llevar a cabo la lectura. 

En mi opinión, considero que se trata de una dinámica muy interesante y productiva para fomentar la lectura en los primeros cursos de ESO, ya que los alumnos respondían ante la misma con el entusiasmo de una actividad extraordinaria que se sale de la cotidianidad y la rutina del resto de las clases, por lo que el grado de participación así como de satisfacción –tanto del alumno como del profesor– era muy elevado. Además, en relación a la consecución de los objetivos por parte de los alumnos, he de decir que se observaba una mejoría tanto en la comprensión de la lectura por parte de los alumnos como en la expresión de sus ideas en el aula (respeto del turno de palabra y expresión) y en la lectura fluida con entonación y respetando los signos de puntuación (cuestión que al comienzo no controlaban del todo por lo que llevaban a cabo lecturas un tanto rápidas). No obstante, sí que debo destacar que al no tratarse de una obra dramática, en ciertas ocasiones la lectura dramatizada no se llevaba a cabo de manera fluida porque el nombre del personaje que habla no se indica en cada caso, por lo que en determinados momentos era cuestión de deducción y los alumnos no sabían a quien le correspondían la lectura de una intervención. 

Por último, aunque me parece una dinámica de lectura interesantísima a la que poco tengo que objetar, sí que es cierto que podría completarse con alguna otra actividad que no fuese únicamente la visita del autor, pues con esta obra ha sido posible pero en la mayoría de los casos esto no suele suceder. Así pues, podríamos proponer una tarea final como culmen de la lectura de la novela que les permitiera interiorizarla y expresarla con sus propias palabras e incluir el uso de las TIC en el aula. De este modo, una actividad muy interesante sería la creación de una blog de aula que girase en torno a la novela, en el que pudiéramos publicar las tareas elaboradas sobre la misma para mostrarlas a otros  cursos del instituto o, incluso, a otros centros. Concretamente se me ocurren dos tareas interesantes que se podrían llevar a cabo por grupos y publicar en este blog.

Una de esas actividades podría ser la recreación de una escena de la novela o incluso un momento de la misma que se mencione pero no se narre. Me refiero a la muerte de la madre del protagonista, motivo por el cual el héroe inicia su viaje y que no se relata como tal en la obra. Los alumnos por grupos podrían llevar a cabo su representación sobre cómo creen que se desarrollaría dicha escena.
Por otra parte, la segunda actividad consistiría en una pequeña investigación sobre la sociedad medieval, acompañando esta breve información con algún vídeo complementario que encontrasen en YouTube. Yo propongo el siguiente creado con PowToon :


Espero que tanto el relato de mi experiencia como las pequeñas variaciones que he propuesto os parezcan interesantes y os sean de ayuda o inspiración. 

Práctica 7: Observación de una sesión de Lengua en la ESO

Durante mi estancia como docente de prácticas en un centro de Secundaria, los cursos que he observado no han desarrollado una competencia en comunicación lecto-literaria. Los cursos observados durante mi primera semana fueron: 1º de ESO, 3º de ESO, 2º de Bachillerato y 2º de PMAR.

Para realizar la descripción de una situación didáctica en el aula, he optado por el Primer Ciclo de Secundaria, donde mi tutora explicó la descripción de personas durante el horario de la clase de Lengua y Literatura. Explicó la teoría de la descripción basándose del libro de texto. Leía en voz alta la teoría y los alumnos tenían que subrayar con lápiz, ya que era lo que entraría en el examen. Una vez que la teoría del libro había sido subrayada por los alumnos, la profesora hizo un pequeño esquema en la pizarra para explicar las diferentes partes de la descripción. Por tanto, los contenidos que se trabajan en la actividad son la descripción de un personaje y sus partes: la  prosopografía, la etopeya y el retrato. Sin embargo, los alumnos no mostraban ningún interés en copiar el esquema y además, cuando la profesora estaba copiando en la pizarra, pude observar la distracción de la mayoría de los alumnos. Solo estaban pendientes que la profesora no mirara para hablar con el compañero o hacer alguna broma al compañero.

Podemos considerar que el objetivo de esta actividad era que los alumnos aprendieran las diferencias entre las distintas partes y formas de hacer una descripción, pero sin embargo, basándonos únicamente del libro y de la pizarra, no es la forma más efectiva para lograr la atención de los alumnos. Además, hay que tener en cuenta que los alumnos vienen de Primaria a Secundaria y por ello, la competencia lecto-literaria en la que se encuentran es muy diferente a la de un alumno de un curso o más cursos avanzados.
Dicho esto, es conveniente cambiar la forma de explicar y buscar la manera correcta de hacerlo con el objetivo de captar la atención de todos los alumnos y principalmente, el interés de estos para realizar las siguientes actividades relacionadas, en este caso, con la descripción de personas. Solo los alumnos que prestaban atención respondían que lo habían entendido.
Después de la explicación de la descripción, la profesora mandó como tarea hacer un descripción de una persona en particular donde tenían que utilizar las diferentes partes de la descripción. Dio unos quince minutos aproximadamente y después, de forma aleatoria, eligió a algunos para que la leyeran en voz alta.

Los objetivos que se pretendían no fueron alcanzados de la forma que tenían que haberse logrado, ya que el nivel de las redacciones era muy bajo. Por ello, nuestra gran cuestión es:

¿Cómo mejorar la actividad para que el alumno avance en su comprensión y fortalezca su aprendizaje? 

¿Es conveniente el uso de las TIC?

Primeramente, no me basaría del libro para explicar la teoría de los textos descriptivos de un personaje, usaría las TIC, siempre y cuando pueda disponer de ellas, ya que considero que las clases pueden ser más dinámicas. Utilizaría el ordenador en clase, donde pondría la siguiente presentación de Prezi:





Esta presentación explica las partes para describir a un personaje. Considero que con esta presentación, captaría mayor atención de los alumnos por el simple hecho de que atenderian a la presentación por tener con animaciones (en este caso con Homer Simpson, el cual es conocido por todos los jóvenes) y por tener diferentes diapositivas, con el finde que será más amena la explicación.

Además, una vez que los alumnos han entendido de qué trata la descripción de un personaje, le enseñaría un video de YouTube donde se les muestra un ejemplo de cómo describir a un personaje. En este caso, se describe a Mafalda que suele ser conocida por la mayoría de los alumnos. Por tanto, una vez visto el video, los alumnos tendrían que describirme a un personaje, ya sea un famoso o de su familia, pero deben combinar las partes de la descripción, es decir, deben combinar la prosopografía, el retrato y la etopeya.
De esta forma, considero que los alumnos entenderán el significado de la descripción y sus partes de manera más eficiente y entretenida sin necesidad de utilizar el libro de texto, ya que a través de un medio audiovisual, se incrementa el rendimiento y la escucha de estos.




Antes de terminar, es conveniente constatar que en el centro de Secundaria donde impartí clases no había facilidad para el uso de las TIC, ya que no habia ordenadores ni pizarra digital en las clases. No obstante, si quería usar las TIC con los alumnos, tenía que trasladarme al aula de informática, teniendo en cuenta que no estuviera ocupada en ese momento.